El pantalón femenino, una gran revolución

El pantalón femenino, una gran revolución

Hoy Celebramos el día de la Mujer. Desde Naulover queremos destacar en un día tan memorable la pieza más básica de nuestros armarios a día de hoy, el pantalón femenino. Actualmente el pantalón femenino es una prenda que no puede faltar en el armario de una mujer, pero no siempre ha sido así, durante mucho tiempo el pantalón fue una prenda de uso exclusivamente masculino. El pantalón de mujer representó un movimiento revolucionario, ¿Quieres saber cómo cambió todo?


Fotografías antiguas campañas Naulover, Año 1969. El Pantalón femenino ya estaba presente en las colecciones Naulover. 


Fotografías antiguas colecciones Naulover, Año 1971. 

El origen del pantalón viene 2600 años atrás, en la cultura celta aunque las mujeres no empezaron a utilizarlos hasta el siglo XIX, usaban unos bombachos ceñidos a la rodilla para montar en bicicleta y una falda pantalón para montar a caballo. El uso del pantalón fue introducido en esa época, pero de forma causal, ya que fuera de estos ámbitos el pantalón seguía siendo exclusivamente de uso masculino.
Su uso de forma habitual empieza a generalizarse por parte de las mujeres durante la Segunda guerra mundial, cuando las mujeres tienen que incorporarse a trabajar en las fábricas mientras sus maridos estaban combatiendo. Empezaron utilizando los pantalones de los hombres por necesidad y comodidad, fue después de esto cuando su uso se consolidó y evolucionó poco a poco.

Fotografías antiguos desfiles Naulover


Fotografías antiguas campañas Naulover

En 1935 aparece en Estados Unidos una marca llamada "lady levi’s" y con ella empieza una relación entre las mujeres y el pantalón vaquero que perdura hasta hoy en día. Aunque, cabe mencionar que la verdadera revolución del pantalón femenino se produce en los años 60 cuando esta prenda alcanzó una mayor difusión, con el movimiento hippie y con los diseñadores de alta costura que empiezan a incluir y popularizar esta prenda que hasta entonces era solo de uso masculino. Desde ese momento, en la lucha por la igualdad de géneros tomaron el pantalón como símbolo de rebelión. Por lo tanto el empoderamiento femenino ha modelado una pieza que principalmente tenía función de cubrir a los hombres, en una prenda para enaltecer y destacar su belleza que puede utilizarse todos los días y para cualquier ocasión.




Actualmente los pantalones forman una parte importante en nuestro día a día, las mujeres vestimos a diario con pantalones. ¿Quién no tiene un pantalón en su armario? En Naulover los pantalones han ido evolucionando colección tras colección, hasta llegar a ser un básico, fabricado de distintos colores, en el armario de todas nuestras clientas. Os dejamos a continuación los pantalones básicos de Naulover, los que nuestras clientas nos piden temporada tras temporada y que hemos ido adaptándolos a las necesidades de cada temporada.