La invitada perfecta by Naulover

La invitada perfecta by Naulover

La primavera es siempre una época de eventos y celebraciones. Lo más probable es que estemos invitadas a alguna celebración religiosa como comuniones, bautizos o bodas.

Solemos tener más o menos claro como acudir a una boda pero, cuando se trata de comuniones o bautizos podemos encontarnos algo confusas ante las exigencias del protocolo.

Desde Naulover queremos aconsejaros para ser las invitadas perfectas, sin caer en errores y guiándoos a la hora de elegir el looks perfecto, tanto para la ocasión especial como para que forme parte de vuestro fondo de armario.

Asistir a un evento religioso es sencillo puesto que debemos tener presente que debemos optar por un estilo sencillo a la par que elegante, sin estridencias, con poco brillo (podéis permitiros algún guiño con lentejuela pero el mínimo). Los largos deben ser discretos, es decir, no elijas vestidos o faldas muy cortos o demasiado largos. Limitación extensible al tipo de escote, procura no lucir un escote demasiado pronunciado que reste elegancia a tu outfit.

En cuanto al color podemos decir que no hay limitación, estamos en primavera y eres libre a la hora de elegir colores y estampados.

Nuestras propuestas son perfectas para lucir como la invitada perfecta y, además, seleccionamos prendas a las que, tras el evento, puedas darle muchas más oportunidades simplemente variando complementos y convirtiéndolas en protagonistas de un looks más casual.

 

LOOK-NAULOVER-INVITADA-PERFECTA

 

El vestido negro siempre es una buena elección y se presta a jugar con los complementos que más te apetezca combinar, dándoles mayor protagonismo.

Puedes optar por dos piezas, falda y top, cuya elección te dará tras el evento múltiples posibilidades para poder combinar las prendas de manera más casual. Hemos seleccionado un dos piezas en encaje azul.

 

 

O este bonito conjunto de punto estampado. Los abriguitos de verano son también una buena elección y hemos seleccionado uno de encaje para combinar con un vestido muy minimal y otro estampado que puedes llevar a modo de vestido.

 

 

Uno de nuestros looks favoritos es este conjunto de tres piezas que todo junto crea un outfit lleno de estilo y elegancia y, por separado, tienes infinitas posibilidades de combinar cada una de las prendas.