El gris no es aburrido

El gris no es aburrido

El gris, es uno de los colores protagonistas del invierno de Naulover. Se trata de una tonalidad

neutral, adaptable y discreta, cuya versatilidad reside en su capacidad de adaptación a cualquier otro tono con el que queramos combinarlo. Los grises más cálidos podremos unirlos a colores vibrantes y los más fríos a otros tonos neutros, como azules y negros.

Se trata de un color esencialmente masculino que ha sabido adaptarse de manera destacada al armario femenino gracias a la mezcla con prendas básicas o complementos llamativos que logren que, la tonalidad que muchos encuentran aburrida, se convierta en estrella indiscutible de los looks más elegantes. Su sobriedad te permitirá arriesgar con el patrón y jugar con las asimetrías, los drapeados y los cortes estratégicos. Es el tono perfecto para combinar con colores vivos y con estampados, incluido el animal print.

¿Cómo combinarlo?

Si eres una amante incondicional de este color, opta por elegir una combinación básica y sin estridencias para salir airosa.

CLICA EN LOS TÍTULOS PARA ACCEDER A LAS PRENDAS:

CON CAMEL

Otro de los tonos neutro que suelen protagonizar las estaciones frías y que, junto al gris, forma un combo perfecto para el día a día.

CON GRIS

Entre colores iguales hay una infinidad de tonos que pueden funcionar realmente bien.

CON AZUL CELESTE

El gris y el celeste son colores muy parecidos en función de la tonalidad y juntos son infalibles.

CON BLANCO o con NEGRO

Un clásico que siempre funciona y al que debemos añadir una nota de estilo jugando con colores más vivos en bolsos o zapatos.

CON ROSA

El rosa dulcifica y es femenino, el contraste con el gris es una combinación ganadora.